Proteger la esencia del Valle de Guadalupe

by Carla Garcia Zendejas on November 27, 2013

Publicado en Semanario Zeta número 2071 el 6 de diciembre de 2013.

La historia se repite

Hace algunos años escribí un artículo cuestionando el cambio de uso de suelo de una porción de la costa norte de Baja California. En aquella ocasión me refería a los cambios que se acordaron a puerta cerrada para modificar el COCOTREN o Corredor Costero Turístico Tijuana, Rosarito, Ensenada.La razón del cambio obedecía al interés de crear una zona industrial que permitiera la instalación de una regasificadora de gas natural licuado al norte del municipio de Ensenada. Como la historia hoy da cuenta efectivamente se instaló dicha regasificadora.

Ensenada marcha ciudadana 18 de marzo 2005. Foto Carla García Zendejas

Ensenada marcha ciudadana 18 de marzo 2005.
Foto Carla García Zendejas

Lo que tal vez no sea de conocimiento común es que aun y después de las alteraciones a la costa, la construcción masiva de las instalaciones de regasificación con sus inmensos tanques y los gasoductos que cortaron por terrenos de matorral costero virgen, valles y cañadas hasta llegar a destrozar una zona arqueológica declarada en el municipio de Tecate; la regasificadora hoy existe inactiva como un atroz recuerdo de lo que puede lograr la avaricia y la arrogancia.

El valor del Valle de Guadalupe

Ahora es el Valle de Guadalupe el que está en la mira, lo cual no debe sorprender a nadie. A través de los años nuestro querido Valle ha ganado no solo premios internacionales para vitivinicultores y artistas, sino corazones a nivel mundial. Hoy se conoce el Valle, su gente, su romanticismo, sus paisajes, sus productos, su calidez y su belleza. Sin embargo, así como habemos muchos Bajacalifornianos que celebramos el valle, viajando periódicamente a disfrutarlo o recomendándolo a otros para que también lo vivan y disfruten, hay otros que desgraciadamente solo buscan la manera de explotar y lucrar.

Lo que me parece inconcebible es que en pleno 2013 los mexicanos no hemos entendido lo que hace de nuestro país el ideal de tantos turistas. Ellos son los que buscan nuestra comida, nuestras bebidas, nuestras artesanías, nuestra cultura y sobre todo nuestros bellísimos paisajes. La turista de hoy no busca un paisaje homogeneizado de edificios y paredes de cemento frente al mar. El turista de hoy no quiere ir a otro centro comercial que incluya los mismos restaurantes y negocios que pudiera encontrar a la vuelta de la esquina de su casa. Los turistas de hoy quieren vivir algo único, algo diferente, algo que para ellos es un descubrimiento por ser original, inigualable.

Región única

México aún cuenta con una serie de joyas turísticas que no se han desarrollado o modernizado hasta perder su esencia y su identidad. Pero muchas de ellas si están en peligro de perder esa magia que es la que atrae a paisanos y extranjeros por igual.

Fuente: Sonoma County Master Gardener Sandy Metzger

Fuente: Sonoma County Master Gardener Sandy Metzger

En este caso se está ignorando que la vocación del Valle de Guadalupe es el cultivo de la vid, el valle es zona vitivinícola como pocos lugares en el mundo. Las zonas con clima mediterráneo solamente cubren 2% del planeta, existiendo 5 regiones exclusivamente. El clima mediterráneo que existe en el valle propicia el cultivo de viñas de altura para producir vinos de renombre internacional. Esto no es posible en cualquier terreno de México. Por consiguiente, los proyectos que plantean usar dicho territorio para desarrollo urbano o industrial son completamente ilógicos.

La voz de las comunidades del Valle

Celebro a todos los vecinos de Ensenada, de Tijuana, de Rosarito, de Mexicali y de Tecate que están apoyando a las comunidades del Valle de Guadalupe. Me alegra escuchar sobre la defensa de la vocación agrícola de la región. El éxito del valle es resultado del esfuerzo y trabajo que han dedicado colectivamente las familias y comunidades de esta región por décadas. Cada una de estas comunidades tiene derecho a participar en la toma de cualquier decisión que pueda afectar su entorno y su bienestar a futuro. Existe un marco jurídico amplio que protege estos derechos de la ciudadanía mexicana, por lo que toda autoridad municipal y estatal está plenamente obligada a respetar y defender estos derechos.

Al recibir noticias sobre el proceso llevado a cabo para la modificación del uso de suelo del Valle de Guadalupe, es fácil reconocer las tácticas utilizadas. Por ello quisiera alentar a la comunidad involucrada en la defensa del Valle de Guadalupe, será un camino complejo, pero las alianzas forjadas y su experiencia colectiva serán sus mejores herramientas.

Finalmente, exhorto a los funcionarios del municipio de Ensenada que puedan influir en la decisión sobre el destino del Valle de Guadalupe, para que actúen a favor y en defensa de la comunidad. Es esta comunidad de personas la que debe tener voz y voto con respecto de cualquier decisión sobre el futuro del valle. Aceptemos juntos que la definición de desarrollo ha evolucionado, que existen muchas formas de prosperar de manera que se proteja el ambiente, la forma de vida y el bienestar de los habitantes.

La belleza del Valle de Guadalupe es inmensurable, pero su pérdida tiene un costo muy real para todos los Bajacalifornianos. 

 

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: